Salsa Tabasco original – 60ml – Mc Ilhenny

3,95 3,95 IVA incluido


Receta Original
Salsa Picante
Producto de EE. UU.
60 ml

Envío a Península 5,95€. Gratis desde 100€. Condiciones de compra

Hay existencias


Descripción

La salsa de chile Tabasco que Edmund McIlhenny creó en 1868 en Louissiana es la misma que se produce hoy. Se elabora con pulpa de chile macerada durante tres años en barrica de roble blanco y luego mezclada con vinagre de alta calidad y una pequeña cantidad de sal de la Isla de Avery. Este proceso único de envejecimiento le otorga una concentración y un grado de sazón incomparables e inconfundibles, que han hecho de Tabasco la salsa picante más famosa del mundo.

La salsa de chile Tabasco – propiedad de la empresa norteamericana McIlhenny – tiene una historia que no se ve a menudo en nuestros días… ¡Se lleva haciendo de la misma forma desde hace casi un siglo y medio!

Cuenta la historia familiar que, antes de la Guerra de la Secesión, Edmund conoció en Nueva Orleáns a un viajero recién llegado de México, un tal «Gleason», quien le dio un manojo de chiles rojos para que condimentara sus comidas. Gran amante de la buena mesa, Edmund decidió plantar parte de los chiles en el jardín de los Avery, para así poder seguir deleitándose con su delicioso sabor – a la vez fino y picante -, el cual añadía atractivo a la monótona comida de aquella época.

La familia McIlhenny se ve obligada a abandonar la Isla de Avery. Cuando regresa, ya finalizada la guerra, las tierras estaban cubiertas de plantas de chile en flor. Entonces, allá por 1868, Edmund comenzó a experimentar con la elaboración de una salsa picante a partir de estos chiles, hasta que dio con la receta que hoy conocemos.

Gustó tanto a sus familiares y amigos que pronto se empezó a hablar de la «maravillosa salsa de Mr. McIlhenny». Creada en principio sin ningún propósito comercial, las personas próximas a Edmund le animaron a venderla fuera de su círculo. Así, al siguiente año, unos agentes comerciales comenzaron a distribuir unas botellas, con tal éxito que su demanda fue creciendo rápidamente en los miserables años de la posguerra norteamericana. A finales de la década de 1870 Edmund comenzó a exportar la salsa TABASCO® a Europa.

PRODUCTOR

La salsa de chile Tabasco – propiedad de la empresa norteamericana McIlhenny – tiene una historia que no se ve a menudo en nuestros días… ¡Se lleva haciendo de la misma forma desde hace casi un siglo y medio!

Cuenta la historia familiar que, antes de la Guerra de la Secesión, Edmund conoció en Nueva Orleáns a un viajero recién llegado de México, un tal «Gleason», quien le dio un manojo de chiles rojos para que condimentara sus comidas. Gran amante de la buena mesa, Edmund decidió plantar parte de los chiles en el jardín de los Avery, para así poder seguir deleitándose con su delicioso sabor – a la vez fino y picante -, el cual añadía atractivo a la monótona comida de aquella época.

La familia McIlhenny se ve obligada a abandonar la Isla de Avery. Cuando regresa, ya finalizada la guerra, las tierras estaban cubiertas de plantas de chile en flor. Entonces, allá por 1868, Edmund comenzó a experimentar con la elaboración de una salsa picante a partir de estos chiles, hasta que dio con la receta que hoy conocemos.

Gustó tanto a sus familiares y amigos que pronto se empezó a hablar de la «maravillosa salsa de Mr. McIlhenny». Creada en principio sin ningún propósito comercial, las personas próximas a Edmund le animaron a venderla fuera de su círculo. Así, al siguiente año, unos agentes comerciales comenzaron a distribuir unas botellas, con tal éxito que su demanda fue creciendo rápidamente en los miserables años de la posguerra norteamericana. A finales de la década de 1870 Edmund comenzó a exportar la salsa TABASCO® a Europa.

Yo selecciono los productos gourmet y te propongo un menú. Tú te preparas un festín en 15 minutos. Así de sencillo.

X